LA TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL MARKETING

UNA NUEVA ERA. LA TECNOLOGÍA AL SERVICIO DEL MARKETING

 

En los últimos años se ha experimentado un cambio en la relación entre el marketing y la tecnología, de forma que se ha pasado de una situación el la que el marketing estaba centrado en ella y en su uso, a otra en la que la tecnología se ve una forma diferente, como un medio para crear emociones y experiencias.

No cabe duda de que el marketing, como muchas otras cosas, ha ido evolucionando a lo largo de los años. Algo que está hecho por y para personas tiene que ir cambiando a medida que las personas cambian. Pero en este caso, se añade el hecho de que también las herramientas que se usan en el sector han ido evolucionando, por lo que el marketing ha tenido que irse adaptando a los nuevos tiempos.

Las cosas cambian y las estrategias para llegar al consumidor tienen que adaptarse. En relación con la tecnología, se ha producido un cambio inmportante. Se ha pasado de un escenario en que la pieza clave era la tecnología, y ésta tenía que ser usada para hacer marketing y sacar un mayor partido a las cosas, a otro escenario en el que lo importante es lo que se logra con la tecnología. Lo fundamental, y a lo que todo está orientado, son las experiencias que viven los consumidores cuando conectan con la marca por los diferentes medios disponibles.

De esta forma, es posible hablar de un nuevo tipo de marketing, es el denominado marketing postmoderno. Y es que si, cuando se habla de historia se puede distinguir la era premoderna, la moderna y la postmoderna, según los expertos en la materia, cuando se habla de marketing, se puede hacer una clasificación equivalente.

En el marketing premoderno se suponía una cierta situación tecnológica que se daba por supuesta, aunque no se llegara a entender muy bien. Eran los anuncios en los que se presentaba un futuro robotizado que nadie se planteaba si tendría posibilidades de existir. En el marketing moderno, lo importante era el cómo se usaba la ciencia y la tecnología. En el caso del marketing postmoderno, lo importante no es el uso en sí, sino la potencia de la tecnología a la hora de generar emociones.

Y es que ahora mismo en el marketing no se va al lado izquierdo del cerebro, sino al derecho. El objetivo es crear experiencias que resulten atrayentes y emocionantes. Es, en parte, como haber recuperado pinceladas del marketing premoderno en el que todo era bastante intuitivo, y añadir la tecnología que añadió el marketing moderno, para conseguir una mezcla que nos lleve a la situación actual.

De esta forma, se puede hablar de que, hoy en día, la tecnología es el canal que se utiliza para enviar el mensaje adecuado a la persona correcta y en el momento preciso en el que mejor va a funcionar. Y además, ese mensaje será un algo con lo que la persona podrá establecer un vínculo emocional.

 

LOS USOS DE LA TECNOLOGÍA

El uso que se le da a la tecnología puede ser muy diverso y cumplir diferentes funciones en el mundo del marketing y las ventas. Por ejemplo, la inteligencia artificial puede utilizarse para ser más eficiente en los volúmenes de compras y tener los stocks adecuados, pero también se puede usar para seleccionar públicos objetivos, de manera que se consiga llegar a los potenciales clientes con una mayor propensión a la compra de nuestros productos en concreto.

Y no son sólo estos casos. Hay muchos más escenarios en los que la tecnología se pone al servicio del marketing. De hecho, el entorno móvil y la manera en la que las marcas están presentes en estos escenarios, es un caso más.

Además, muchas de las nuevas tecnologías por las que se está apostando, están vinculadas con la creación de experiencias. Los vídeos 360º, la inteligencia emocional, etc. son sólo algunos ejemplos.

La tecnología ayuda a que sea posible dirigirse a los consumidores de forma que se cree mucho más engagement. Y no es sólo el mensaje que se transmite. El canal elegido, como el video online también es importante. Y las herramientas de geolocación también ayudan a poder presentar al consumidor algo que le resulte más cercano y atrayente. Y aquí también entra el big data que ayuda a conocer a los potenciales clientes de una forma mucho más efectiva. Todo al servicio del marketing para intentar captar la atención del consumidor.

 

Posted in Cliente, Emociones, Engagement, Experiencia, Interacción, Marketing, Neuromarketing, Reputación, shop, Viral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *