IDEAS QUE CONVENCEN A LOS CONSUMIDORES

IDEAS QUE CONVENCEN A LOS CONSUMIDORES

Hoy en día, la relación con los consumidores es cada vez más complicada. Y no sólo porque hay muchos más elementos a tener en cuenta cuando se elabora una estrategia de marketing, sino también porque los consumidores son mucho más difíciles de convencer. Disponen de una gran cantidad de información, pueden comparar, comentan sus impresiones no sólo con sus amigos sino en el mundo de las redes sociales y además están sobresaturados de impactos publicitarios.

Para conseguir que se decidan por una marca en concreto y compren sus productos es necesario llamar su atención, llegar a ellos y conectar.

Además el comportamiento de los consumidores también ha cambiado, así como la forma de valorar los productos y servicios. Sin perder de vista el precio, hay otros muchos elementos que influyen en su decisión. La calidad, el funcionamiento, la moda, lo que la sociedad piense en ese momento son sólo algunos de estos elementos. Y lo que es una realidad es que antes de gastar su dinero, los consumidores quieren tener claro que lo que van a comprar realmente vale la pena.

Para ganarse la confianza de su público, las marcas deben cuidar diferentes aspectos, desde cómo se presenta el producto hasta si éste cumple las expectativas de los futuros clientes. Es necesario crear un equilibrio entre precio y calidad y hay algunos elementos a los que hay que prestar especial atención.

 

VARIEDAD DE OPCIONES

Las expectativas de los consumidores son cada vez más altas, cada vez quieren más. Y si las marcas quieren vender necesitan estar a la altura. Ya no vale con estar especializados en un determinado segmento. De hecho, por ejemplo el concepto de retail de precios bajos está desapareciendo. Muchos de ellos se han reconvertido y ahora ofrecen, junto con los tradicionales productos de precios bajos, productos gourmet o ecológicos, que tradicionalmente se han asociado a una gama alta dirigida a públicos de alto poder adquisitivo.

La variedad de opciones es importante, los consumidores no sólo esperan precios bajos y las marcas tienen que empezar a competir en otras categorías. Hasta las marcas blancas empiezan a ser “de lujo”.

Y la variedad de opciones no se centra sólo en gamas más o menos altas sino también en diversificación de productos. Como ejemplo, ya hay algunas hamburgueserías que además de restaurantes disponen de carnicerías que venden la carne para preparar en casa.

 

POSIBILIDAD DE PRUEBA ANTES DE LA COMPRA

Cada vez más, los clientes quieren probar los productos, valorarlos y decidir si satisfacen sus expectativas. Ya nadie quiere comprar a ciegas. El consumidor quiere estar seguro de que el producto que adquiere responde a sus necesidades y gustos, que corresponde realmente con lo que pensaba y que le va a permitir conseguir el beneficio que tenía en mente.

Sin posibilidad de probarlos, las marcas tienen cada vez más difícil vender sus productos.

 

CUIDADO DEL CLIENTE DESPUÉS DE LA COMPRA

Los consumidores están cada vez más preocupados en ver qué dinero gastan y en qué lo hacen. No sólo es necesario convencerles de que compren un producto sino también convencerles después de que la decisión que han tomado ha sido correcta, que la compra ha sido la más acertada. Las marcas tienen que trabajar en esta línea, cuidando del cliente tras la compra, aportándole ideas de uso de sus productos, formas de obtener más beneficios, etc. de forma que los clientes perciban que la compra que han realizado y el dinero que han invertido ha merecido la pena. De esta forma, la siguiente vez estarán convencidos incluso de pagar más por productos o servicios de la marca.

Y lo que es más, estarán también dispuestos a recomendar los productos de la marca y no sólo a sus amigos y conocidos, sino también a poner su recomendación en redes sociales, portales especializados, etc. De esta manera, no sólo se tendrán clientes fieles sino que estas recomendaciones serán de gran ayuda para que otros consumidores tomen la decisión de comprar los productos de la marca en cuestión y no los de la competencia.

Posted in Cliente, Emociones, Engagement, Experiencia, Interacción, Marketing, Neuromarketing, Reputación, shop, Viral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *