DE LAS 4 Ps DEL MARKETING TRADICIONAL A LAS 5 Cs DEL MARKETING MODERNO

DE LAS 4 Ps DEL MARKETING TRADICIONAL A LAS 5 Cs DEL MARKETING MODERNO

Desde los años 60 del siglo pasado, se ha venido considerando que los cuatro elementos básicos del marketing eran las denominadas 4 P, que eran capaces de explicar por si solas el funcionamiento del mundo del marketing. ¿Cuáles eran esos cuatro elementos casi mágicos?

 

Producto

Se trata del elemento principal de cualquier campaña de marketing, el elemento sobre el que giran todas las estrategias. Es un concepto amplio que abarca todo lo que se coloca en el mercado para su adquisición y que, de una u otra manera, satisface las necesidades del consumidor, aunque no tiene que ser algo tangible. Eso sí, antes de embarcarse en una estrategia de marketing, es necesario definir lo mejor posible el producto, respondiendo a las preguntas de qué es lo que se vende, qué necesidades satisface el producto y cuáles son sus características.

 

Precio

Aunque el concepto es muy sencillo, ya que se trata de la cantidad de dinero que el consumidor debe pagar para obtener un determinado producto o servicio, la dificultad estriba en fijar cuál es el adecuado, llegando a ser una de las cuestiones más complicadas pero también más importantes de una campaña. Para fijar el precio adecuado es necesario realizar estudios de mercado que permitan averiguar lo que los consumidores están dispuestos a pagar, estudiar los precios de la competencia para productos similares y analizar si el factor precio puede significar una ventaja competitiva en el mercado.

 

Punto de Venta

Entendido como el proceso por el que el producto llega al cliente. Es importante no solo por el margen de ganancia que va a proporcionar sino también por la satisfacción del consumidor. Dentro de este proceso, hay varias variables a considerar: almacenamiento, transporte, coste de envíos, tiempos de operación, etc.

 

Promoción

Se trata de las técnicas, medios y canales que se usan para dar a conocer el producto. Desde los medios tradicionales como anuncios de radio y televisión, exteriores, etc. hasta las nuevas estrategias de inbound marketing, basadas en contenidos elaborados y con valor añadido para los clientes. Sean cuales sean los medios empleados, es necesario valorar las diferentes posibilidades y seleccionar la mejor manera de llegar al público objetivo que nos hayamos definido.

EL PASO A LAS 5 Cs

Durante años, las 4 Ps que hemos visto, bastaban para tener una visión panorámica de lo que se quería abarcar, así como para elaborar una lista de acciones y estudios a realizar antes de lanzar al mercado un nuevo producto o servicio.

Sin embargo, en la actualidad, vivimos una de las etapas más dinámicas del marketing, caracterizada por el empoderamiento del consumidor, la omnicanalidad y la entrada de nuevas tecnologías. Y en este contexto la innovación es un elemento clave para posicionarse en el mercado. No cabe duda de que la presión en los precios es cada vez mayor, por lo que la mejor forma de contrarrestarla es precisamente centrarse en innovar el producto o servicio que se ofrece, así como en desarrollar estrategias que se adapten al entorno actual. Y en este contexto es precisamente donde nacen las 5 Cs del marketing actual.

 

Cliente

Vivimos en la era del empoderamiento del consumidor, el cliente es el centro y cualquier acción o estrategia gira alrededor de él. Es importante disponer de una imagen lo más precisa posible de las personas, de sus necesidades, estilos de vida y expectativas para poder ofrecerles lo que realmente demandan. Es el paso del marketing masivo a la personalización.

 

Conexión

En el mundo digital en el que vivimos, en el que todo está conectado, es necesario pensar en una estrategia global, considerando los diferentes impactos que le van a llegar al cliente y además adaptando cada uno de ellos al soporte en el que el consumidor lo va a recibir.

 

Comunidad

Ya no sólo valen los productos y servicios. Hoy en día es necesario construir una imagen de marca. Los consumidores quieren compartir ideas y puntos de vista con las marcas, de forma que no sólo se trata de cubrir una necesidad con el producto elegido. A la hora de llevar a cabo la decisión de compra, el consumidor quiere de alguna manera apoyar la imagen que proyecta esa marca. De esta forma hoy en día, valores como confianza o transparencia son fundamentales para lograr una conexión con los consumidores.

 

Conversación

La conversación con el consumidor, el entender cuáles son sus necesidades y expectativas es fundamental para poder satisfacer sus necesidades, de forma que ésta ha pasado a ser una nueva fuente de innovación para las marcas.

 

Contenido

Generar contenido es importante y está de moda, pero no se trata de generar la información que desee la marca para dar a conocer y publicitar sus productos, sino de proporcionar a los consumidores temas e informaciones que sean de su interés, de forma que tengan el sentimiento de que la marca les está proporcionando valor.

Posted in Cliente, Emociones, Engagement, Experiencia, Interacción, Marketing, Neuromarketing, Reputación, shop, Viral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *