TRANSMEDIA STORYTELLING

¿QUÉ ES TRANSMEDIA STORYTELLING?

 

Las historias transmedia son historias contadas a través de múltiples medios, de forma que cada uno de ellos haga lo que sabe hacer mejor. Así, una determinada historia puede presentarse en una película, expandirse en televisión, novelas y comics y su mundo puede ser explorado y experimentado a través de juegos. Pero eso sí, cada pieza debe funcionar por si sola como una experiencia, aunque al verlas juntas se cree una narrativa más amplia.

Transmedia storytelling no debe ser solamente una adaptación de un medio a otro. La historia que se desarrolla en el comic no debe ser la misma que la que se ha contado en televisión o en el cine.

El universo Pokemon es un buen ejemplo de transmedia storytelling. Existen algunos cientos de Pokemon diferentes, cada uno con su forma y sus características y no hay ningún texto que recoja la información de todos ellos. Los niños obtienen información de varios medios de forma que cada uno sabe algo que sus amigos desconocen.

Además, el transmedia storytelling no sólo incluye diferentes medios y lenguajes. Surgen nuevas oportunidades de negocio de igual forma que surgen distintos tipos de consumidores.

 

APLICACIÓN EN PUBLICIDAD

Esta técnica narrativa utilizada inicialmente en el mundo de la comunicación, se ha extendido hoy en día al mundo de la publicidad. No cabe duda de que en los últimos tiempos la publicidad ha cambiado completamente. Ya no se trata de vender un producto o servicio mediante anuncios persuasivos. Los objetivos son mucho más ambiciosos. Se trata de crear un universo simbólico, dotado con significado y esto es precisamente la marca. La marca puede producir un discurso, darle significado y comunicarlo a la audiencia.

A lo largo de la historia, ha habido varias formas de situar una marca en una narrativa. La primera y más tradicional, es usar una narrativa en la que se presenta el producto o servicio en cuestión como aquel que ayuda al consumidor. Otra alternativa que surgió posteriormente es el denominado “product placement”. En esta técnica, la marca o producto aparece como el utilizado por los protagonistas de la historia, por ejemplo, es el coche del protagonista o el teléfono móvil que un cierto personaje utiliza.

Transmedia storytelling da una vuelta más a esta idea. La marca deja de estar en la ficción para pasar a ser la ficción en sí misma. Se cuenta una historia a través de campañas en distintos canales para atraer a los usuarios y fidelizarlos.

ESTRATEGIAS EN PROYECTOS DIGITALES

En el mundo digital cada vez usamos más tecnologías, plataformas y canales. Las nuevas generaciones están usando hasta cinco dispositivos a la vez.

En este escenario, el transmedia storytelling cobra más protagonismo que nunca. Se trata de estimular la participación de los usuarios y mejorar su compromiso con la marca. Hay que convertirlos en difusores de los valores de la empresa.

Para ello, será necesaria la existencia de unos elementos básicos que configuren la estrategia de transmedia storytelling:

·        Contenido: el qué queremos contar.

·        Personajes: que intervendrán en la historia.

·        Ambiente: cuándo y dónde desarrollaremos la historia.

·        Estructura: medios utilizados y posibilidades de interacción.

Además, es necesario crear una experiencia interactiva. Para ello, las siguientes características son importantes:

·        Ficción: con el mayor número posible de detalles para que los usuarios se sientan involucrados.

·        Serie: si existe una cierta relación entre las diferentes entregas, los usuarios se sentirán más enganchados.

·        Protagonismo: los usuarios deberán poderse sentir protagonistas de las historias.

·        Difusión: los contenidos deben ser fáciles de difundir.

 

USO EN CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN O BRANDING

Cualquier campaña de comunicación o branding puede utilizar técnicas de transmedia para mejorar el engagement. Mientras que el branding tradicional se centra en elementos icónicos, el branding online se basa en la experiencia interactiva del usuario y en el caso del transmedia storytelling, esta experiencia se construye precisamente con personajes, ambientes e historias.

El discurso de valores y creencias, que todas las marcas tienen, debe construirse en este caso mediante entornos ficticios con narrativas e interacciones.

Y una vez creada la historia general, se deben analizar los datos y definir las plataformas y los modos en los que se asume que van a transitar los usuarios.

De esta forma, incluso con presupuestos acotados se pueden implementar este tipo de estrategias, basándose en email marketing, blogs, foros o redes sociales.

No hay que olvidar que esta técnica bien aplicada distingue a una marca de su competencia y ayuda a fidelizar a un gran número de usuarios.

Posted in Cliente, Emociones, Engagement, Experiencia, Interacción, Marketing, Neuromarketing, Reputación, shop, Viral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *